Regresa la semana del cine alemán

El capitalino cine 23 y 12 exhibirá durante la XIV edición del cine germano en la Isla, previsto a realizarse del 4 al 8 de julio, siete filmes y un documental de esa nación. De ellos seis serán estrenos en Cuba.

Así lo anunció Andreas Schiekofer, consejero de Cultura de la embajada alemana en Cuba, en conferencia de prensa realizada en el centro cultural cinematográfico Fresa y Chocolate, al tiempo que agregó que los filmes abordan lo más trascendental de la cinematografía de ese país europeo.

Andreas dijo que las películas van orientadas a los jóvenes, que cuatro de ellas abordan el tema de la emigración y que en todas se evidencia el terrorismo vivido en Alemania.

Para la jornada inaugural, el día 4, a las 8:00 p.m., se proyectará el filme Los victimarios-Hoy no es un día cualquiera, del director Christian Schwochow, el cual forma parte de la trilogía En plena Alemania: NSU, producida en el 2015 y el 2016. La película narra la historia de tres jóvenes sin perspectivas que se unen hasta convertirse en una estrecha pandilla con planes criminales.

Las obras que completan este conjunto son Las víctimas-No me olviden y Los investigadores-Solo para uso oficial, de los realizadores Züli Alada y Florian Cossen, respectivamente. La primera cuenta las investigaciones mal encaminadas de una joven y el fracaso de la policía en uno de los mayores casos de la historia alemana de la posguerra, mientras la segunda narra las vivencias de un trío de ultraderecha que recorre el país asesinando a personas.

Otra de las propuestas es el documental Yo soy Malú, sobre María Luz Pérez Iser, medallista de bronce en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, donde compitió con una prótesis alemana tras solo seis meses de entrenamiento.

No menos atractiva será ¡Muerte a los Hippies! ¡Que viva el Punk!, de Oskar Roehler, una tragicomedia basada en la novela autobiográfica del director Roehler y que cuenta la historia de un joven de 19 años que, harto de la hipocresía hippie, huye a Berlín Occidental y ahí descubre un paraíso lleno de sexo, drogas, amor y punk.

Camino soñado, de Angela Schanelec, es el filme que cerrará el domingo 8 de julio la Semana del cine alemán en Cuba. Producida en el 2016, es una semblanza del desencanto y del fin del amor a través de dos parejas separadas por 30 años.

Esta nueva muestra del cine germano coloca una vez más al público cubano frente a una filmografía actualizada de la nación europea, privilegiada también en la recién concluida edición del Festival del cine europeo en La Habana.

 

cubarte@cubarte.ch

© Ginebra, Suiza.