Tiempos de reciclaje por el mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las artes plásticas cubanas siguen su recorrido por Suiza, en particular Ginebra, esta vez de la mano de seis mujeres.

Fotografía y redacción: Rafael de la Osa
Edición: Carlos L. Calatras

De la mayor de las Antillas, con el sugerente título de “Tiempos de reciclaje” una exposición colectiva de estas creadoras, ha sido expuesta, primero en la Casa de las Asociaciones y luego en elClub de prensa suizo de Ginebra. En ambas el crítico y curador David Mateo ofreció un conversatorio sobre la producción artística cubana actual realizada por mujeres.

Según las palabras del propio Mateo: “En el centro de la voluntad alegórica impulsada por las mujeres artistas en Cuba están presentes los procesos de reciclaje. Ellos no solo constituyen una estrategia para la exploración de variables representativas y estéticas, sino también para la implementación de fórmulas de asociación tropológica, otros modos de involucramiento de las experiencias constructivas con un arsenal de objetos y significaciones que habían sido olvidados o excluidos de manera infundada.

La exposición Tiempos de reciclaje constituye una representación reducida pero emblemática de estas tendencias actuales en expansión y algunos de sus principales protagonistas”.
La exposición combina el diseño textil, instalaciones de pequeño formato, fotografía, joyería, y pintura con formatos variados que no exceden las dimensiones de 1.20 X1.20 cm para las obras bidimensionales, y 50 x 50 x 50 cm en caso de obras tridimensionales.

Si nos ceñimos al objetivo directo de la exposición podríamos decir que este radica en mostrar la manera en la que un grupo de artistas y diseñadoras cubanas emplean determinados artículos, implementos y materiales utilizados en diversos ámbitos y situaciones ajenas al arte, dándole un nuevo sentido de utilidad, noción estética y valor simbólico a sus propuestas. Lo cual ya sería sin dudas un propósito loable en un mundo donde apenas se recicla, aunque en Cuba ante las condiciones socio-económicas actuales el reciclaje pueda parecer un proceso cotidiano.

Pero ¿será solo esto o ellas quieren decirnos algo más? Creo que David Mateo no los explica muy bien cuando dice: “… El reciclaje dentro del ámbito de la creación femenina cubana constituye una herramienta de carácter técnico, procesual, una alternativa para explorar otros rincones todavía fértiles de la manipulación objetual –vinculados quizás a ciertos valores tradicionales e intimistas-, pero también es un ardid ingenioso, sofisticado, para asumir el ejercicio de la reivindicación personal y los reclamos simbólicos”.
Pues bienvenido entonces los “Tiempos de reciclaje” y que el arte cubano, especialmente el de las creadoras cubanas, siga abriéndose paso en este mundo sin reciclar.