Embajador de Cuba en Suiza intercambia sobre la actualidad cubana en la radio local de Berna.

Berna

4 de abril de 2019

Cuba es hoy una nación libre y soberana, con un pueblo culto y saludable que tiene acceso pleno y gratuito a la educación, la salud, la cultura y el deporte”, señaló el Embajador de Cuba en Suiza, Manuel Aguilera de la Paz, al referirse a la obra de la Revolución cubana en estos 60 años, durante el programa RadioActivos de la estación de radio local de Berna Rabe.

Entrevistado por Marcos Chaves y Martín López, el diplomático cubano respondió preguntas, durante una hora, sobre las relaciones entre Cuba y Suiza, los logros de la Revolución cubana, la actualidad nacional, el reciente referendo constitucional y las relaciones con Estados Unidos, entre otros.

Aguilera de la Paz reiteró el agradecimiento de Cuba por la forma profesional y respetuosa en que Suiza representó por 24 años, desde 1991 hasta 2015, los intereses de Cuba en EE.UU. y viceversa. Comentó además sobre la cooperación que existe entre ambos países, tanto a nivel gubernamental como no gubernamental, y en especial destacó la colaboración solidaria brindada por la Asociación Suiza-Cuba, MediCuba Suiza y MediCuba Europa.

Explicó también los principales elementos que distinguen a la nueva Constitución aprobada en referendo popular el pasado 24 de febrero con el 86.8% de los votos, lo que constituyó una muestra del rotundo apoyo de la mayoría de los cubanos a la continuidad de la Revolución y del sistema socialista.

Comentó sobre las nuevas formas de propiedad en el marco de la actualización del modelo económico, emprendido a partir del año 2011, y el carácter preponderante de la propiedad socialista, ratificado en la nueva Constitución, así como la responsabilidad del estado de regular la concentración de la propiedad y garantizar una justa redistribución de las riquezas. Se refirió igualmente a la unificación monetaria y a las complejidades de su implementación.

Con respecto a las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, dijo que “aunque tenemos grandes diferencias con los gobernantes de EE.UU., quisiéramos tener relaciones civilizadas normales con ese país, basadas en el respeto mutuo y la cooperación mutuamente beneficiosa. Lamentablemente eso no ha sido posible, porque los gobernantes de EE.UU. se han negado a reconocer que Cuba es una nación independiente y soberana”. Se refirió a la política hostil y las agresiones de EE.UU. contra Cuba a lo largo de todos estos años, con el propósito de derrocar la Revolución, provocar un “cambio de régimen” y recuperar su dominio sobre la Isla, algo similar a lo que están intentando desde hace años contra la Revolución Bolivariana de Venezuela, a la que recientemente han intentado doblegar mediante sanciones económicas, un fallido intento de golpe de estado y amenazan con una intervención militar.

Señaló que a pesar de los avances logrados con la administración del Presidente Obama, quien reconoció el fracaso de la política hostil y del bloqueo económico, comercial y financiero, este continúa vigente y ha sido reforzado por el actual gobierno de ese país. Denunció también la intención de poner plenamente en vigor el Título III de la Ley Helms-Burton, cuyo contenido y posibles consecuencias explicó, señalando que ello constituye una violación del derecho internacional y desconoce el rechazo casi unánime de la comunidad internacional a esta política.

(EmbaCuba Suiza)

cubarte@cubarte.ch

© Ginebra, Suiza.