La «falsa realidad» de internet.

¿Qué confianza se puede tener realmente de las cifras de audiencia dadas en internet?

Una crónica del «New York Magazine» apareció en ciertos periódicos (Le Monde por ejemplo) y a reabierto el debate a propósito del tiempo de « visionado » real de los videos y publicidades en las redes sociales.

Este sensible debate se origina cuando el artículo de «New York Magazine» pregunta: «¿ Qué parte de internet es falsa?»… parece que casi toda… La audiencia hoy en día en sitios como: Youtube, Facebook, Google y otros resulta ser más falsa de lo que “realmente” parece.

En las publicidades y los videos los « clics » son manejados fundamentalmente por « robots », lo que en el argot también se le llama: « fincas a clics ». Estas fincas a clics « robots » se dedican fundamentalmente a cliquear de manera artificial, sin la intervención de un ser humano en algún sitio donde existe publicidad o por ejemplo en un video en Youtube. Esto aumenta artificialmente el número de visiones creando « artificialmente » una percepción sobre la realidad, dándole “credibilidad artificial” a algo que NO existe realmente, eso sin hablar de los “beneficios” que estos « clics » aportan a dichos grupos.

Y uno se pregunta: ¿por qué y cómo hemos llegado ahí?: a poder disfrazar de manera artificial una mentira que servirá tan sólo a alimentar en el público (que confía en esos sitios) sus «criterios inducidos» por los productos tecnológicos.

Más allá de las abismales implicaciones filosóficas y éticas que esto implica, una situación tal provoca también un problema de comportamiento en el público, inducido a interpretar la realidad de manera «mecánica programada», por lo que nos dicen “los clics” , bien alejados de poder crearse una certitud propia de la realidad, la nuestra.

En lo económico esta situación afecta directamente al mundo de la publicidad. La publicidad resulta el eje central de la « guerra de industrias » con los contenidos en línea. Desde hace algún tiempo las marcas han incrementado sus inversiones en publicidad pero entre el 10 y el 30 % de estas inversiones se encuentran afectadas por algún tipo de fraude.

La inquietud de los « anunciantes » por supuesto recae sobre los líderes de las plataformas publicitarias. Google, propietario de la plataforma de video Youtube y Facebook, la empresa de Mark Zuckerberg declaró a finales de 2016 haber « sobrestimado » de 60 a 80 % el tiempo medio real de visiones en sus plataformas. Este error abre una secuencia de polémicas repetidas sobre los útiles de medición del tráfico en internet.

… ¿Qué confianza se puede tener entonces realmente de las cifras de audiencia dadas en internet por las grandes compañías de comunicación…? ¿qué confianza se puede tener entonces en los grupos de publicidad y medios internacionales que utilizan internet para sus fines?

Internet no es lo que parece: «navegar en internet » : Cuando se navega se está sobre un barco y la ilusión del viaje puede hundirse algún día por una realidad impuesta artificialmente.

Parece ser que es tiempo que cada uno aprenda a poner bien sus pies en la red, sería bueno que cada uno comprenda que la internet no es para “navegar”, sino para “caminar”.

 

Carlos L. Calatras

Presidente de

cubarte@cubarte.ch

© Ginebra, Suiza.

2 comentarios sobre “La «falsa realidad» de internet.

Comentarios cerrados.