Los países del ALBA- TCP rechazan en #Ginebra que el análisis de los #DDHH sea arbitrariamente sesgado y manipulado.

Ginebra,

18 de septiembre de 2019

Nuestros países reiteran la imperiosa necesidad de privilegiar el diálogo y la cooperación como herramienta básica en el análisis de los derechos humanos en cualquier región o país, y con estricto apego a los principios de no politización, no selectividad e imparcialidad, precisó hoy Cuba a  nombre de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP), en la  42º sesión del Consejo de Derechos Humanos.

Al mismo tiempo, el documento refuta la utilización de los derechos humanos de manera selectiva y políticamente motivada con el propósito de crear condiciones y justificaciones para desestabilizar a países, justificar la injerencia en los asuntos internos, e imponer políticas de cambio de régimen.

El texto del  Alba argumenta que singularizar a la República Bolivariana de Venezuela, continúa siendo objeto de una campaña de agresiones sin precedentes, ahora con la promoción de una resolución políticamente motivada.

Una vez más los países que integran el ALBA TCP expresaron el rechazo a que un asunto tan importante como el análisis de los derechos humanos sea sesgado y manipulado de manera arbitraria y deliberada, para promover agendas injerencistas contra países que no se pliegan a los dictados de los centros de poder hegemónico.

 

TEXTO COMPLETO DE LA DECLARACIÓN

Declaración de la delegación de Cuba a nombre de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP). Debate General del Tema 4, 42º sesión del Consejo de Derechos Humanos, Ginebra, 16 de septiembre de 2019.

Gracias Señor Presidente.

Hago esta declaración en nombre de los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP).

Nuestros países reiteran la imperiosa necesidad de privilegiar el diálogo y la cooperación como herramienta básica en el análisis de los derechos humanos en cualquier región o país, y con estricto apego a los principios de no politización, no selectividad e imparcialidad.

Rechazamos la utilización de los derechos humanos de manera selectiva y políticamente motivada con el propósito de crear condiciones y justificaciones para desestabilizar a países, justificar la injerencia en los asuntos internos, e imponer políticas de cambio de régimen.

Algunos países, antes de dar lecciones a otros Estados, deberían reconocer y enfrentar las constantes y graves violaciones de derechos humanos en sus propios territorios.

Los debates bajo este tema de la agenda continúan siendo omisos sobre las causas de la pobreza, el subdesarrollo, la marginación, y la desigualdad, hacen silencio sobre los efectos de las medidas coercitivas unilaterales y la ocupación extranjera, que engendran exclusión social y económica y la violación de los derechos humanos de muchos pueblos del mundo.

Señor Presidente,

Rechazamos que en este tema de la agenda se singularice a la República Bolivariana de Venezuela, continúa siendo objeto de una campaña de agresiones sin precedentes, ahora con la promoción de una resolución políticamente motivada.

Concluimos reiterando nuestro rechazo a que un asunto tan importante como el análisis de los derechos humanos sea sesgado y manipulado de manera arbitraria y deliberada, para promover agendas injerencistas contra países que no se pliegan a los dictados de los centros de poder hegemónico.

Muchas Gracias.

cubarte@cubarte.ch

© Ginebra, Suiza.